Algunos errores de alta importancia para autónomos o freelance

Si trabajas por tu cuenta vas a necesitar una fuente de ingresos que te permitan sobrevivir, pero sobre todo acabarás cometiendo muchos errores que te pueden salir caros. Descubre algunos de ellos para no caer.

  1. No solicitar una parte del pago por adelantado. Es un gran error, la otra persona puede poner excusas de que otros freelance le han dejado tirado o no le han completado anteriormente el trabajo pero tú no eres otros freelance, reclama lo que te corresponde. Y al final, es mejor cobrar una parte que no cobrar nada, no hacerlo es correr un gran riesgo ya que se podría estar trabajando para nada. Cobrar una parte asegura que nadie juegue con tu trabajo “por aburrirse”.
  2. No informarse sobre un nuevo cliente. Es clave conocer algo de información acerca del nuevo cliente, incluso indagar si ha pagado a otras personas o si hay alguna información de interés en internet que te ayude a tomar una decisión.
  3. Trabajar antes de llegar a un acuerdo real. Esto podría hacer que el cliente se eche atrás y hayas trabajado para nada, que el contrato no se formalice o que surja algún imprevisto de última hora.
  4. No aclarar todos los aspectos sobre lo que hay que hacer. Esto hace que a veces asumas un trabajo como más sencillo de lo que parece cuando hay una mayor complejidad dentro de un proyecto. Se puede llegar a subestimar el tiempo que lleva algo si no se conoce con exactitud todo lo que hay que hacer o si nunca antes se ha hecho.
  5. Trabajar gratis con la promesa de un proyecto muy grande, o rebajar el precio de forma muy importante con la “promesa” de nuevos trabajos. Generalmente no suelen haber trabajos después, y si los hay también intentarán rebajar tu precio, así que no dejes que se aprovechen de ti por “conseguir algo mejor” o “participar de algo grande”.
  6. Intentar ser el más barato. Si alguien cobra menos, pues tú querer igualarte. Tu estrategia debe estar basada en un conjunto de valores y no sólo en el precio, porque siempre habrá alguien que cobre menos. Si cobras menos al final sólo conseguirás rebajarte tanto que no podrás dedicarte profesionalmente a ello.
  7. No saber gestionar el tiempo o gestionarlo mal. Muchas veces tenemos estrés pensando que no nos da el tiempo, cuando en ocasiones simplemente no lo sabemos gestionar correctamente. Empieza por planificar tu trabajo y hacer una correcta gestión del tiempo.
  8. No actualizar los conocimientos y formación. Muchas personas piensan que saben lo suficiente, no se dan cuenta de que las cosas cambian y existen muchas novedades importantes. Esto puede hacer que te quedes atrás.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.033 seguidores

%d personas les gusta esto: