¿Sirven las nuevas TICs para la creación de empleos?

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, básicamente Internet, han llegado para quedarse y formar parte de nuestra vida cotidiana, tanto que en algunas ciudades hasta hay ordenadores de uso público y gratuito. Su impacto en la vida empresarial también es enorme, afectando el desarrollo y la cultura de la organización.

El hombre y la máquina
Una de las consecuencias de la Primera Revolución Industrial con la introducción de la máquina de vapor, fue que miles de personas quedaron sin trabajo. De hecho la primera cooperativa moderna fue creada en Inglaterra por un grupo de obreros textiles desempleados: la Rochdale Society Of Equitable Pioneers, fundada en 1844… ¡que todavía existe! Según algunos estudios, la automatización o automación ha sido históricamente una causa de desempleo, ya que se supone que la máquina reemplaza el trabajo humano. El caso más antiguo mencionado en la literatura pertenece a la mitología griega: el rey Minos tenía un guardián mecánico, inventado y fabricado por Dédalo, que daba vueltas incansablemente vigilando las costas de la isla de Creta. Si en aquéllos tiempos hubiese existido el trabajo y no la esclavitud, ¿a cuántos trabajadores habría reemplazado el guardián mecánico? La modernidad puede llegar a desesperar: el metro de Copenhague funciona con coches… ¡sin chofer! ¡Así se desarrolla la lucha entre el ser humano y la máquina!

La informática y el trabajo
Desde el punto de vista de la informática el cambio es fácilmente observable en la arquitectura: aquellos gigantescos y sólidos edificios diseñados para albergar miles de trabajadores y empleados se han convertido en estructuras livianas, funcionales y casi transparentes en las que trabajan unas pocas personas generalmente frente a sus ordenadores. Entonces, ¿la aplicación de nuevas TICs se ha reflejado en un aumento del desempleo? Según algunos estudios, aunque los efectos de su implementación desde el punto de vista del empleo fueron devastadores en la década del 90 del siglo pasado, en la actualidad, cuando ya no es posible concebir una organización empresarial sin estas tecnologías y ciertas ocupaciones o trabajos han desaparecido, el panorama del empleo y las tasas de ocupación y desocupación en relación con la automatización requieren un nuevo enfoque.

¿Pueden las TICs generar empleo?
Según un estudio del Ministerio de Trabajo de la Argentina, la incorporación de TICs en las empresas no se refleja en una sustitución de empleados por procesos automatizados (“desempleo tecnológico”) ni una incidencia demasiado importante en las tasas de empleo o desempleo. Desde el punto de vista de la creación de empleos, destaca la dificultad para implementar nuevos sistemas informatizados en las empresas debido a la falta o alta rotación de personal especializado, y señala como uno de los mayores impactos la aparición de nuevos “empleos de calidad” como los relacionados con la creación y diseño de sistemas, y otros, en realidad no tan buenos, como los “call centres”.

Fuente: ECLAC

Foto: vía 123RF

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.133 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: