Preconceptos más comunes acerca del teletrabajo

Las noticias de esos últimos días dieron cuenta de una iniciativa de la empresa Microsoft Ibérica, con la colaboración del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España: el “Día de la oficina en casa”, a celebrarse el 22 de junio de cada año. En esta oportunidad participaron unas 500 empresas y más de 167.000 trabajadores. De hecho, las principales empresas grandes ya están implementado proyectos de teletrabajo, y por ejemplo en Argentina se calcula que hay 200.000 teletrabajadores independientes, pero los preconceptos y dificultades tienen mucho peso en las decisiones.

Teletrabajar no es trabajar. El hecho de trabajar en casa sentados frente al ordenador se identifica fácilmente con el entretenimiento o la “pérdida de tiempo” y es una barrera para la comprensión por parte de la familia y el entorno, acerca de que el teletrabajo es tan trabajo como el que se realiza en forma presencial en el ámbito laboral propiedad del empleador. El teletrabajo es sólo una forma distinta de trabajar.

El teletrabajo es para las personas que no pueden trabajar fuera de casa.   Se identifica al teletrabajo con una alternativa para los que no consiguen “insertarse en el mercado de trabajo”. Más allá de que, efectivamente, el teletrabajo es una posibilidad para madres de familia, personas con discapacidad, personas mayores de 40 años, jóvenes y todos aquellos colectivos más o menos desfavorecidos por el propio mercado de trabajo, es erróneo asimilar el trabajo formal al que se realiza en ámbitos laborales propiedad del empleador.

En el teletrabajo no hay control y sin control no se puede trabajar.   Esta es una idea muy común que dificulta muchas veces la implementación de proyectos de teletrabajo en relación de dependencia, pero al mismo tiempo una de las principales características que deben tener los teletrabajadorers/as: la capacidad de autocontrolarse y cumplir sus propios objetivos. En realidad, hay casos en los que el proyecto de teletrabajo no funciona no sólo por rechazo de los sectores jerárquicos sino por parte de los propios empleados, pues consideran que la presión para demostrar que “están trabajando” es mayor si se trabaja desde casa. En este caso la confianza adquiere un valor fundamental, tanto desde el punto de vista de los contratistas o empleadores como de la autoconfianza del teletrabajador/a.

El teletrabajo aísla e invisibiliza. Es uno de los mitos más difundidos acerca del teletrabajo. Es cierto que cada teletrabajador/a está solo en su puesto de trabajo, pero hoy en día, con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, no sólo no permanece aislado sino que puede estar conectado todo el tiempo necesario. Cada vez son más frecuentes las reuniones de trabajo vía teleconferencia, en las que los participantes pueden verse y escucharse como si estuviesen todos juntos en una sala. Según algunas teorías, Internet es el equivalente a antigua fábrica u oficinas, ya que es el lugar en el que los trabajadores/as se encuentran y desarrollan su tarea. Además hay otras soluciones, como las oficinas de “co-working” y lugares públicos con libre acceso a Internet que permiten estar con otras personas mientras se trabaja.

El teletrabajo fomenta la precariedad laboral.   Es cierto que la falta de legislación es una barrera para el desarrollo del teletrabajo, y en muchos países la única forma de teletrabajar es registrándose como trabajador autónomo. De todas formas la precariedad laboral no sería un patrimonio exclusivo del teletrabajo, ya que la flexibilización ha influido en forma negativa en general, dando lugar a una nueva expresión que también se ha puesto de moda: el “trabajo decente” como paradigma de una relación laboral en la que todas las partes cumplen con sus obligaciones y el trabajo se realiza en un ambiente sustentable.

Foto: vía Flickr

3 Comments

  1. Posted 2 julio 2011 at 14:30 | Permalink | Responder

    A quien corresponda:
    Estmado(s) señores: Yo hice contacto con uds con el objeto de encargar un trabajo, y ud me dieron un mal servicio,
    no pude contactar con el pretexto que mis correos no eran correctos, si la situacion sigue siendo la misma, voy a dar
    de baja el contacto pues no me interesa la informacion que me estan mandando, espero su respuesta: Atentamente:
    Lic. VictorH Montalvo.

  2. Naidú Marquéz
    Posted 3 julio 2011 at 22:01 | Permalink | Responder

    hola realmente deseo traajar desde mi casa , soy ama de casa necesito un empleo y todavia no he tenido suerte, quiero trabajar para una empresa fuera de venezuela por internet, es algo muy bueno y de ayuda , es muy positivo para aquellos que se nos hace dificil trabajar fuera de casa ,. gracias

  3. Posted 17 agosto 2011 at 19:06 | Permalink | Responder

    Las conclusiones que puedo compartir al respecto son:

    – La casa no es el lugar ideal para trabajar como autónomo, siempre existen distractores o se pierde la noción del tiempo. Lo anterior aunado a la presencia de la familia que ven al teletrabajador como alguien más que está en casa con el tiempo del mundo encima para toda actividad hogareña.
    – Como autónomo no da buena impresión llevar al cliente al garage o la habitación acondicionada como oficina.
    – Como autónomo lo más recomendable es alquilar un espacio para montar la oficina, lo mejor es que no se encuentre a más de 30 minutos de la casa. Ahí podemos recibir clientes y adquirir hábitos constructivos (disciplina, organización, interacción con otras personas o colegas)
    – El teletrabajo es buena opción, sólo por uno o dos días a la semana.

    Cuestión de enfoques y gustos compañeros, saludos!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.133 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: